El inventor de la marca, quien dio su mismo nombre al chocolate. En 1875, Matías López tiene una idea que supone una auténtica revolución social: prescinde de los obradores artesanales y crea una gran fábrica a vapor para elaborar chocolate a gran escala. Elabora no sólo un producto de calidad sino también, unas técnicas de marketing revolucionarias para la época: –hacía que su esposa y sus empleados pidiesen en las tiendas de ultramarinos de Madrid los chocolates de la marca Matías López-. En aquella época, el 50% de la población era analfabeta: Vendía su producto a través de dibujos con el Primer Cartel Publicitario de España: “Los Gordos y los Flacos”. No hacía falta saber leer para entender lo que quería vender. Matías López, además, introdujo importantes medidas laborales. A su alrededor crea una auténtica ciudad: Una barriada de casas para los trabajadores; Una escuela para sus hijos y hasta una capilla dedicada a San Matías; Además, introdujo una jornada laboral de ocho horas y un sistema de pensiones. Fue el Precursor de la Seguridad Social